Seleccionar página

PARQUE PORZUNA

Cliente: Ayuntamiento Mairena del Aljarafe
Ubicación: Mairena del Aljarafe, Sevilla.
Tamaño 215.775m2
Estado: Finalizado 2007-2007
Programa: Parque

Situado en el corazón del Aljarafe -una comarca de unos 30 municipios que conforman el área metropolitana de Sevilla- en la localidad de Mairena del Aljarafe, se encuentra el Parque Porzuna.

En 2006 Eddea gana el concurso convocado para su construcción gracias al planteamiento de una red estructurante, que sirve de nexo entre puntos muy diferentes del espacio, de carácter flexible y ajustada a la topografía del terreno. Esta vía que mantiene la continuidad de la trama urbana existente en los bordes y garantiza flujos futuros, reutiliza los suelos que se encontraban en desuso en el momento de su desarrollo.

El resultado es un espacio verde que funciona como una malla de zonas flexibles denominadas islas, cada una con un uso específico, que dan contenido al parque, lo hacen apto para todo tipo de actividades sociales y lo convierten en un generador de dinamismo cultural para su ámbito metropolitano al completo.

Un espacio de transición entre el mundo rural y el urbano

“El parque actúa como un lugar fronterizo, entre el margen urbano consolidado y un mundo natural agrícola, que, a su vez, supone una transición entre el paisaje de secano propio de nuestra latitud y una dehesa fértil y rica, gracias a la intervención del agua”

INFO

El parque, concebido como un archipiélago

Se persigue, con este proyecto, crear una comunicación fructífera entre contrastes, los del propio parque con los de su entorno. Por ello, el equipo de diseño se acerca, en los inicios, al concurso desde un doble punto de partida: las condiciones urbanísticas que el planeamiento vigente perfilaba para la parcela y los condicionantes que caracterizan al solar.

Habiendo estudiado estas cuestiones, se propone una nueva red de conexión, con carácter estructurante, flexible, con cierta elasticidad y ajustada a la topografía. Se obtiene así una malla de espacios flexibles de características similares a las manzanas existentes en los bordes, que refuerza la idea de sutura del territorio de toda la intervención.

El programa contempla un anillo que facilita la integración de diferentes actividades y elementos pensados para los usuarios del parque. Este anillo de equipamientos se alía con el espacio del parque y permite diluir la trama residencial adyacente. La superposición de estos dos elementos (redes y eje) da lugar a un nuevo paisaje configurado mediante espacios de transición. La contraposición de estos puntos genera un intercambio de flujos que motivan la creción de lugares de hibridación (islas).

Accesos y desarrollo del entorno

Las islas se presentan interconectadas entre sí y, a su vez, con los espacios urbanos exteriores al parque mediante lo que se denomina la Trama Urbana Exterior y la Trama Urbana Interior. La primera de ellas resuelve el contacto de los diversos bordes del perímetro del Parque con la trama urbana ya existente, a través de la definición de unas secciones que complementan las previstas por el Ayuntamiento de Mairena. En este caso destacan acerados más amplios, carril bici y bandas arboladas que actúan de protección. Además, esta trama incluye una serie de accesos, estratégicamente ubicados que establecen, jerárquicamente, las relaciones exterior-interior del Parque.

Con respecto a la Trama Urbana Interior, su diseño se basa en la circulación peatonal como sistema de comunicación prioritario, directamente vinculado al carril bici con el que se comunica desde el exterior. Esta trama se articula a través de una red de caminos estructurados a partir del sistema de Islas. Se diferencian dos niveles: los caminos principales, de ocho metros de anchura, y los caminos secundarios, de cuatro metros de ancho que son bifurcaciones de los anteriores. En las intersecciones entre caminos aparecen algunos espacios que dan lugar a áreas que admiten otras ocupaciones que no estaban contempladas y complementan las actividades previstas en cada isla.

Una estrategia completa de carácter sostenible

Con un trasfondo de sostenibilidad, el proyecto plantea la integración de una estrategia de desarrollo ecorresponsable para la gestión de los diferentes flujos de agua, de energía, verde y de materiales e información, para la que se diseñaron varios sistemas de gestión:

  • Gestión de la Movilidad: Busca una buena calidad en la estancia y circulación de los peatones, ciclistas y usuarios de movilidad reducida, al mismo tiempo que procura la continuidad de vías corredor, de carácter peatonal, que conectan los nuevos tejidos con los ya existentes.
  • Gestión del Verde: Persigue conservar o recuperar la vegetación existente, mediante la definición de varios estratos de vegetación, asociados a distintas funciones y espacios y teniendo en cuenta características propias de cada especie vegetal.
  • Gestión del Agua: Se utiliza el agua como recurso paisajístico, a través de la rivera del Arroyo Porzuna, al que se vierten todas las aguas pluviales del parque, favoreciendo así el ciclo hídrico del arroyo. Además, se incorpora un sistema de depuración de aguas negras para su reutilización como agua de riego.
  • Gestión de la Energía: Se reduce su consumo y se promueven estrategias de generación propias y autogestión del ahorro energético, por medio del uso de materiales energéticamente sostenibles, contenedores de recogida de residuos selectiva, compostaje y captación fotovoltaica.
  • Gestión de los Materiales: Se fomenta el uso de materiales no contaminantes y reciclados.
  • Gestión de la Información: Se plantea la creación de un centro de Educación del Medio Ambiente (CEMA), que funcionaría como aula medioambiental.